Propuesta de distinción a Antón María Maragliano

Cultura General

El pleno realejero elevará propuesta de distinción al escultor Antón María Maragliano, autor de la imagen del Carmen

A solicitud de la Asociación Cultural Recreativa y Festiva Fiestas del Carmen, la Concejalía de Cultura prepara el expediente de reconocimiento

El próximo pleno del Ayuntamiento de Los Realejos elevará la propuesta de incoación de expediente de honores y distinciones a favor de Antón María Maragliano, escultor de la imagen de Nuestra Señora del Carmen de Los Realejos, a propuesta de la Asociación Cultural Recreativa y Festiva Fiestas del Carmen. La Concejalía de Cultura ya prepara el correspondiente expediente de reconocimiento.

Según han trasladado los representantes de este colectivo al gobierno local, la intención es dedicar un lugar o espacio público a la memoria del artista en las inmediaciones del Santuario del Carmen o de la plaza en que se ubica. Cabe destacar que esta advocación mariana ostenta el título de Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la Villa de Los Realejos

La concejala de Cultura y Fiestas, Isabel Socorro, señala que “siempre que un nombre aparece rotulado en una calle, una plaza o cualquier espacio público, genera al menos la pregunta de los viandantes sobre la identidad del personaje y su aportación al devenir de nuestro pueblo, lo cual siempre es una fórmula para poner en valor a las personas que se han significado por cuestiones históricas destacables”.

En este caso concreto hablamos de una aportación artística de primer nivel de uno de los máximos representantes de Escuela Genovesa del siglo XVII-XVIII y del que gracias a su gubia poseemos en Los Realejos desde 1725 aproximadamente uno de los ejemplos de imagen mariana más importantes del Archipiélago y con mayor devoción en la isla de Tenerife”, argumenta Isabel Socorro.

Cabe destacar además que en torno a esta imagen de Nuestra Señora del Carmen se produce un hito devocional sin parangón, y es que coincidiendo con la llamada Octava del Carmen, generalmente el útlimo domingo del mes de julio, los cargadores de la Virgen realejera son los marineros del vecino municipio de Puerto de la Cruz, cumpliendo así una tradición de más de 200 años de fervor compartido entre ambas localidades a esta preciada talla, reconocida como Patrona del Valle de La Orotava.