Ayudas sociales a mayores

General Mayores

Los Realejos tramita 30.000 euros en ayudas sociales a treinta y una personas mayores con escasos recursos

La convocatoria anual pretende atender necesidades como mejoras en viviendas, servicios de comedor, traslado a rehabilitación o tratamientos sanitarios

La Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Los Realejos, dirigida por Olga Jorge, ha resuelto su convocatoria anual de ayudas directas a personas mayores por situaciones de necesidad económica, a las que ha destinado 30.000 euros, resultando treinta y una personas beneficiarias.

Según el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, “con estas ayudas se pretende atender el estado, situación de necesidad o hecho en que se encuentra o soporta la persona destinataria como consecuencia de su edad y que afectan directamente a su autonomía personal, social y económica, con el fin de lograr su correcto desarrollo humano o social”.

Entre los principales requisitos de acceso a esta convocatoria se encontraba el de tener más de 60 años cumplidos en el momento de presentar la solicitud y no realizar actividad remunerada alguna, así como que la renta per cápita de la unidad familiar a la que perteneciera el solicitante no fuera superior al salario mínimo interprofesional, contando con el correspondiente informe de los servicios sociales municipales y no pudiendo acogerse a estas ayudas quienes ya lo hicieran a otras de misma naturaleza, alcance y finalidad de otras instituciones.

Argumenta Olga Jorge que “las ayudas, con su correspondiente valoración técnica, deben ir destinadas con su correspondiente documentación justificante, a cubrir servicios de comedores o compra de alimentos, gastos de arreglo y mejora de la vivienda o su adaptación funcional, reposición de enseres y mobiliario del hogar que mitigue sus labores propias, tratamientos de rehabilitación o adquisición de prótesis no cubiertas por el Servicio Canario de Salud o gastos de transporte por traslado a centros de mayores, rehabilitación o atención que no tengan cubierto tal servicio”. De manera concreta estas ayudas se pueden materializar, por ejemplo, en tratamientos bucodentales, audífonos, gafas, enseres, medicamentos, camas articuladas, entre otros.

“En nuestra agenda de prioridades sociales seguirán estando éstas y otras políticas de apoyo directo a nuestro alcance como administración local, una convocatoria de ayudas que atiende el estado o situación de necesidad derivado de las condiciones físicas, psíquicas, sensoriales, sociales y económicas ocasionadas por los efectos del envejecimiento”, puntualiza el alcalde.

Agradece Olga Jorge “el trabajo desarrollado por el personal adscrito al área de Bienestar Social, no sólo de las propias dependencias del ayuntamiento, sino las de las unidades de trabajo social de zona en La Cruz Santa, Palo Blanco, Icod el Alto, La Montaña y Toscal Longuera, así como al área económica municipal que es quien fiscaliza y da luz verde finalmente al abono de estas cuantías de ayudas sociales”.­