Modificaciones fiscales 2016

General

La contribución volverá a niveles de 2009 y bajarán las plusvalías y licencias de apertura

El Gobierno de Canarias penaliza al Ayuntamiento con 154.000 euros por su baja presión fiscal y no subir impuestos

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, y la concejala de Hacienda, Laura Lima, presentaron este jueves 22 de octubre en rueda de prensa las modificaciones fiscales planteadas por el equipo de gobierno municipal de cara al próximo ejercicio 2016, entre las que destaca el ajuste del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), conocido popularmente como contribución, hasta niveles de 2009 con la aplicación de un coeficiente reductor del 0,85% en los valores catastrales.

Esta medida supondrá a su vez una disminución de las plusvalías y un aminoramiento de los impuestos estatales de sucesiones, patrimonio y renta, por guardar relación con el propio valor catastral de los bienes inmuebles sobre los que se aplica. Estas iniciativas fiscales se complementarán a comienzos de 2016 con la eliminación de tasa por ocupación de espacios públicos para terrazas de bares, cafeterías, tascas y restaurantes, la de utilización del emblema municipal y una rebaja del 20% en la tasa por licencia de apertura de establecimientos.

Durante el transcurso de la comparecencia, el alcalde mostró su disconformidad con las conclusiones del informe de fiscalización de la Audiencia de Cuentas de Canarias, por el que se penaliza al consistorio realejero con 154.000 euros por mantener su presión fiscal por debajo de la media de los municipios del Archipiélago y por lo que consideran mínimo exigible.

“Se trata de una medida tan injusta como innecesaria, porque se nos penaliza por haber hecho bien la tarea en materia económica y porque este ayuntamiento no tiene necesidad, ni posibilidad de incremento en sus ingresos”, expone Domínguez. “En definitiva, nos multan por no subir los impuestos, es intolerable”, declaró el alcalde de Los Realejos.

Ante esta circunstancia, el edil anunció que “como acción correctora para no volver a ser sancionados por este mismo hecho en el futuro, se aplicará una medida mixta en el IBI, por el que se combinará el nuevo tipo de gravamen que ya estaba aprobado del 0,42 con el citado coeficiente reductor en los valores catastrales del 0,85%, lo que contraerá las bases imponibles de las unidades fiscales y garantizará devolver las cuantías de los recibos a valores del año 2009”.

“En definitiva, llevaremos a cabo las posibilidades que nos permite la normativa en estos momentos para dos cuestiones, por un lado cumplir con el nivel impositivo que nos exige el Gobierno de Canarias, y por otro no perjudicar a los bolsillos de los vecinos de Los Realejos”, resumió el alcalde, Manuel Domínguez. Como medida complementaria, el Ayuntamiento revisará al alza con un 0,07% el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica igualándolo a la media de los municipios de Tenerife.

La concejala de Hacienda, Laura Lima, desgranó las particularidades de la reducción del 0,85% en los valores catastrales, adelantando que por ello “el próximo año los realejeros pagarán menos por el impuesto municipal de plusvalía y tendrá efectos a la baja a su vez en la declaración de la renta y los impuestos nacionales de sucesiones y patrimonio en proporciones que dependerán de cada caso”.

“Puesto que necesariamente la contribución y el rodaje de vehículos devengan a 1 de enero por exigencias presupuestarias, éstas ordenanzas se modificarán desde el presente mes, por lo que la modificación de las restantes normativas se hará a comienzos de año a la espera del pronunciamiento del Gobierno de Canarias, como es el caso de la tasa por licencia de apertura, la de ocupación de vía para terrazas y la de utilización del emblema municipal”, añadió Laura Lima.