Guía ‘La cultura del cereal en Los Realejos’

Desarrollo Rural General

Los Realejos produce más del 50% del cereal de Tenerife y edita una completa guía sobre este cultivo

 

‘La cultura del cereal en Los Realejos’ se podrá consultar en bibliotecas y formato digital y se vinculará a acciones didácticas con escolares y de dinamización agrícola

 

La Concejalía de Desarrollo Rural del Ayuntamiento de Los Realejos, dirigida por Alexis Hernández, edita 1.500 ejemplares en papel de una novedosa guía sobre ‘La cultura del cereal en Los Realejos’, un documento que pretende poner en valor la labor ancestral del cultivo, siega, cosecha y transformación de este tipo de producción desde un municipio que representa más del 50% del cereal que se recoge en toda la isla de Tenerife.

 

Se distribuirá en bibliotecas del municipio de Los Realejos y estará próximamente disponible también para consulta en formato digital a través de la web municipal www.losrealejos.es. Asimismo se hará reparto de estas guías como complemento de la celebración de unidades didácticas con escolares de la localidad relacionadas con el sector agrario, así como en eventos de dinamización de la misma temática.

 

La alcaldesa accidental de Los Realejos, Noelia González, acompañó este viernes 6 de agosto al citado concejal de Desarrollo Rural en la presentación de este documento en el Ayuntamiento ante los medios de comunicación, acto en el que también tomó la palabra la técnica de Cultania (Gestión Integral de la Cultura y el Patrimonio Histórico) y redactora de la guía, Yaiza González Hernández.

 

En el saluda inicial de la guía, el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, titula su texto “Cuando la tierra se tiñe de oro”, en clara alusión al color que toman los campos realejeros, “especialmente en el núcleo de Icod el Alto, por algo conocido como Icod de los Trigos, cada verano preparados para la siega y la cosecha”.

 

Prosigue el edil, “son decenas de familias de este municipio las que aún tienen como primera y única fuente económica la producción, recolección o transformación del cereal, ancestrales labores primarias que con más o menos maquinaria han pervivido al paso de los tiempos, algo a lo que pretendemos también contribuya la divulgación con esta guía, una manera de enseñar, explicar y ejemplificar para poner en valor un cultivo que ha definido parte de nuestra historia”.

 

Noelia González destacó igualmente que “Los Realejos es de oro, por muchos factores, en verano especialmente por ese aspecto que toman nuestros terrenos de cultivo, pero también por la esencia arraigada de su gente, por esas personas que tratan con mimo y esmero las tradiciones, hecho al que no es ajena la dedicación agrícola, personas que siguen poniendo su empeño en el sector primario con todas las dificultades, que siembran, en el amplio sentido de la palabra, para seguir recogiendo y poniendo a este municipio donde merece, un municipio de oro”.

 

“Medalla de oro también merece esta guía, todo un ejercicio de volcado de cuanta información histórica, documental, a caballo entre lo anecdótico y lo científico, muy gráfica en recursos, nos va a servir a generaciones presentes y futuras para reencontrar ese pasado agrícola realejero, entenderlo mejor y ponerlo en valor para respetarlo y heredarlo con conocimiento de causa”, agregó Noelia González.

 

Alexis Hernández insistió en que “el cereal en Los Realejos ha definido una cultura e idiosincrasia propia y diferencial dentro del sector primario que hemos entendido necesario recoger en un trabajo documental, nuestro deseo es que esta guía didáctica reconozca esta labor y la divulgue entre la ciudadanía de este municipio y de fuera de él”.

 

Añadió que “a través de acciones como la colaboración estrecha y directa con el sector agrario local y la Asociación del Cereal de Tenerife (ACETE), la organización de la Fiesta del Trigo, la Siega Tradicional y otros encuentros dinamizadores en torno al cereal, producto además con sello de gastronomía de calidad de Los Realejos, se ha fomentado un convencimiento común para relanzar este cultivo ancestral, contribuyendo a la recuperación del paisaje agrícola y la avifauna vinculada al mismo, recuperando terrenos que no estaban en uso agrícola y convirtiéndolo de nuevo en una salida profesional en el campo para la juventud y un homenaje constante a quienes históricamente labraron nuestras tierras”.

 

Precisamente indicó Alexis Hernández que, “dada la situación de emergencia sanitaria que impide la organización de un evento abierto al público como es el habitual encuentro anual de siega tradicional que se hubiera celebrado este domingo, será este lunes 9 de agosto cuando se emita a través de redes sociales municipales un reportaje audiovisual alternativo para seguir manteniendo viva esa esencia de mostrar con orgullo lo que nace de nuestros campos”.

 

La guía

 

La citada guía hace un recorrido por la historia agrícola, las localizaciones del mapa de cultivo, los tipos de cereales tradicionales, el cronograma y calendario idóneo para los distintos procesos del cultivo, productos de artesanía ligados a las tareas del cereal como cernideras, balayos, cuartilla y almud, entre otros, las eras para trillar, pero también para jugar y danzar, la maquinaria y la siega más tradicional.

 

Especial mención se hace en la guía al núcleo de Icod el Alto, “tierra de papas y granos”, carismático enclave para el desarrollo agrícola en la isla de Tenerife, pero también se citan otros lugares de cultivo de la localidad del siguiente modo: “en un paseo por el municipio de Los Realejos puedes encontrar cereales sembrados en Barranco de Godínez, La Romera, Las Llanadas, La Cruz del Castaño, Los Rosales, El Brezal, Hoya de Palo, Cuimbra, La Traviesa, Palo Blanco, La Traviesa, Placeres, Las Cuchillas, El Llano, La Rosa, Los Campeches y La Cabezada”.

 

Asimismo se dedican sendos capítulos a eventos de promoción de este cultivo impulsados por el Ayuntamiento de Los Realejos desde su Concejalía de Desarrollo Rural como la Fiesta del Trigo o el Encuentro de Siega Tradicional Diego Pérez, ya consolidados en el calendario anual del municipio. También se habla de los molinos de gofio, citando los dos aún existentes en la localidad con actividad, ambos en Icod el Alto, Molino Mesa y Molino El Carmen, y se incorporan coplas de distintos cantares tradicionales relacionados con la labor agrícola facilitados por gente del campo.

 

Yaiza González agradeció la colaboración “de esos especiales informadores que han sido agricultores y agricultoras de Los Realejos, así como a la Concejalía de Desarrollo Rural y Ayuntamiento de la localidad, al Cabildo Insular de Tenerife y al Centro de Conservación de la Biodiversidad Agrícola de Tenerife (CCBAT)”.

 

En resumen, significó a “los cereales como generadores de cultura, no sólo de una labor ancestral dedicada al trabajo de la tierra, sino creadora o desarrolladora de múltiples elementos de interés etnográfico complementarios”.