Día Mundial del Consumidor 2018 – Haciendo mercados digitales más justos

General

Haciendo mercados digitales más justos

¿Cuándo se celebra?

El Día Mundial de los Derechos del Consumidor se celebra cada año el 15 de marzo. Se trata de una jornada en la que se ponen de manifiesto todos aquellos derechos que tenemos los ciudadanos como consumidores a la hora de comprar y de elegir los productos deseados.

Origen

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el Día Mundial de los Derechos de los Consumidores en el año 1983, cuya celebración conmemora el discurso dado por el presidente John F. Keneddy el 15 de marzo de 1962 para reconocer al consumidor como un elemento fundamental dentro del proceso productivo.

Protección de los Consumidores

En la Constitución Española de 1978 se hace referencia a la defensa de los consumidores en el artículo 51:

. Los poderes públicos garantizarán la defensa de los consumidores y usuarios.

. Los poderes públicos promoverán la información y la educación de los consumidores y usurarios, fomentarán sus organizaciones.

Del mismo modo la Organización de las Naciones Unidas adoptó unas medidas el 9 de abril de 1985 para ser que fueran llevadas a cabo y proteger de este modo a los consumidores.

Tema:

¿Cuál es el tema del Día Mundial del Consumidor 2018? Haciendo mercados digitales más justos

El porcentaje de la población mundial con acceso a Internet ha crecido del 1% en 1995 a casi el 50% en 2017. Durante el mismo período de tiempo, el comercio electrónico ha crecido a un ritmo acelerado. En 2016, un estimado de 1,61 billones de personas en todo el mundo compraron productos en línea. En 2016, las ventas mundiales de comercio electrónico ascendieron a 1,9 billones de dólares estadounidenses y las proyecciones muestran un crecimiento de hasta 4,06 billones de dólares estadounidenses para 2020.

El comercio electrónico es un tema importante para las organizaciones de protección al consumidor, ya que, a pesar de los beneficios del comercio electrónico para los consumidores, todavía hay una serie de problemas, entre ellos la falta de acceso, las estafas y la protección en línea.

Realizar compras por Internet se ha convertido en tendencia generalizada entre la población española, dada la facilidad de poder comprar desde donde y cuando queramos, sobre todo a través de smartphones y tablets.

Es por ello que en un día tan señalado, debemos señalar cuáles son los 5 derechos básicos y fundamentales del consumidor en Internet:

Derecho a conocer la identidad del vendedor: Uno de los principales derechos del consumidor a la hora de comprar por Internet es el de conocer quién es la empresa que está detrás de la compra que queremos realizar. De hecho, las compañías que realizan operaciones de comercio electrónico en España están obligadas legalmente a mostrar en su web su NIF, denominación social y datos de contacto.

Derecho a conocer gastos de envío, condiciones y plazos de entrega: Es necesario que el vendedor especifique claramente cuáles son las condiciones y los plazos de entrega. Si no fuera así, el plazo máximo para realizar la entrega debe ser de 30 días, que en caso de que el vendedor no pueda cumplir, debe realizar una notificación al comprador para que decida si continúa o no con la compra. Además, si existiera un retraso injustificado, según la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios el comprador tiene derecho a la devolución del doble de la cuantía de la compra. Además, es necesario que el usuario conozca cuáles son los gastos que tendrá el envío antes de terminar el proceso de compra.

Derecho a la protección de datos personales: Los consumidores tienen el derecho de conocer cómo y por qué se utilizarán los datos personales que recopile la tienda online, así como a corregirlos y suprimirlos siempre que lo crean conveniente. El usuario también debe saber si la web está utilizando cookies y para qué están siendo utilizadas.

Derecho a una compra segura: El comprador tiene derecho a efectuar el pago de la forma que crea más conveniente de entre las diferentes opciones que ofrezca el vendedor sin recargo. Para que el proceso de compra sea seguro, es importante verificar la web en la que estamos realizando la compra, que debe contar con un certificado de seguridad (que se muestra a través de un candado en la barra de direcciones) y con una url que comience por las siglas https. Además, es bueno contar con un software de seguridad antivirus para evitar que un troyano u otro elemento de malware pueda infectar nuestro equipo y robarnos las credenciales bancarias.

– Derecho a devolución: Uno de los aspectos que más preocupa al consumidor cuando compra por Internet es el de las devoluciones. En este sentido, existe un plazo de 14 días desde la recepción del producto en el que el comprador puede devolverlo sin justificación, aunque tendrá que hacerse cargo de los gastos de envío. En el caso de que el producto no admitiera devoluciones, sería necesario especificarlo en el proceso de venta. Si el producto recibido está dañado o no funciona, el consumidor tiene derecho a su reparación o sustitución sin coste adicional.