Estudio de la polilla de la papa en Los Realejos

Agricultura Desarrollo Rural General

Ayuntamiento y 30 cosecheros del municipio siguen colaborando en el estudio de la polilla guatemalteca.

Gobierno de Canarias, Cabildo de Tenerife y ULL consideran Icod el Alto como la zona idónea para la investigación de las plagas que afectan a las papas en las islas

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, agradeció públicamente a los cosecheros del municipio “que se hayan prestado a colaborar con un proyecto regional de importante calado para el futuro del cultivo de la papa en el que participan Gobierno de Canarias, Cabildo de Tenerife y Universidad de La Laguna con el fin de investigar y encontrar las vías de erradicación de la polilla guatemalteca”. En este sentido cabe resaltar que tras tres años de estudio, una treintena de agricultores con terrenos en el entorno de Icod el Alto proseguirán este 2017 como parte de la investigación.

Según el concejal de Desarrollo Rural y de zona de Icod el Alto, Alexis Hernández, “está siendo vital la colaboración de estos agricultores realejeros, pues están poniendo en práctica aquellas recomendaciones y avances de la investigación que los expertos han podido ir concretando a lo largo de las tres últimas temporadas de cosecha”. En este sentido destacó que “en boca de los investigadores que la pasada semana visitaban Icod el Alto para ofrecer una charla a los propios agricultores, se mostraban bastante satisfechos con la evolución del estudio y apuntaban que la estrategia de control está dando sus frutos y mejorando las cifras de producto en buenas condiciones”.

Recordó Manuel Domínguez que “aunque somos optimistas, la presencia de esta plaga ha sido el peor enemigo del campo canario en los últimos años, por lo que por parte de este Ayuntamiento de Los Realejos seguiremos trabajando codo con codo y colaborando con las administraciones que con más recursos se han puesto a la tarea de la investigación, como Gobierno de Canarias y el área de Agricultura del Cabildo de Tenerife, y con el amparo de la principal institución investigadora de la provincia, la Universidad de La Laguna”.

El Ayuntamiento de Los Realejos presta su colaboración a esta iniciativa a través de la cesión de un local en Lomo Castro (Icod el Alto) donde se mantienen diversas reuniones entre promotores del estudio y cosecheros, así como en el reparto de las feromonas a los agricultores para las zonas de cultivo que proporciona el Gobierno de Canarias a través del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias y Gestión del Medio Rural y que se coordinan desde la concejalía realejera de Desarrollo Rural.

El principal objetivo del estudio es disminuir las pérdidas de cosecha tanto en campo como almacén ocasionados por esta plaga, así como establecer un tratamiento después de la cosecha que permita la exportación de papas. El desarrollo y búsqueda de enemigos naturales y el establecimiento y puesta en marcha de una experiencia piloto de control en el campo son las premisas de partida de este proyecto.

Desde la Concejalía de Desarrollo Rural de Los Realejos se recuerda a todos los agricultores que deben extremar el control de sus cosechas colocando las trampas de feromonas en sus terrenos, que se facilitan gratuitamente desde el área. Además deben retirar todas las papas bichadas depositándolas en los contenedores habilitados para ello en las zonas de de Las Llanadas e Icod el Alto con el fin de luchar contra su propagación.

Hay que recordar que este estudio se inició con esta experiencia piloto en unas parcelas de la zona de Los Campeches en Icod el Alto consistente en establecer un control integrado de esta plaga con la colocación de trampas de feromonas, la realización de prácticas culturales que dificulten la reproducción y el ataque de esta plaga, la aplicación de productos fitosanitarios respetuosos con el medio ambiente y la sueltas de enemigos naturales de las polillas.

Entre estos enemigos naturales investigados se encontró una pequeña avispa, ya presente en las Islas Canarias, y denominada Copidosoma Koehleri que parasita los huevos de las polillas de la papa impidiendo que complete su ciclo de vida siendo posible su cría masiva con el fin de realizar sueltas en el campo.