Clausura de la nueva fase formativa de ‘Construyendo sexualidades’

Discapacidad General

Tras cuatro años de experiencia, Los Realejos abre nuevos espacios de reflexión en materia de sexualidad y discapacidad

300 profesionales, voluntarios, personas con discapacidad y familia se dieron cita esta semana en una nueva fase formativa del proyecto ‘Construyendo sexualidades’

El Centro de Atención Integral a Personas con Discapacidad de Los Realejos acogió este viernes 31 de marzo la sesión de clausura de una nueva fase formativa del pionero proyecto social del municipio en materia de educación sexual en discapacidad, ‘Construyendo sexualidades’, que cumple cuatro años de trayectoria y experiencia. Con la presencia de 300 personas en esta semana formándose en la localidad en torno al hecho sexual humano, las diversidades y las discapacidades, con especial hincapié en la estimulación multisensorial, se abren nuevos espacios de reflexión.

En este sentido, la concejala de Discapacidad, Sandra Pérez, agradece “el buen talante mostrado por todos y cada uno de los presentes en estas sesiones formativas, que se suman a los 800 que lo han hecho a lo largo de los tres años anteriores, pues todas las partes, personas con discapacidad, familiares, profesionales y voluntarios de este ámbito, así como administración local como este Ayuntamiento de Los Realejos y dirección del proyecto a cargo de la Asociación Estatal Sexualidad y Discapacidad, hemos entendido la necesidad de seguir trabajando por el bienestar emocional, personal y social de un colectivo a priori especialmente vulnerable”.

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, destaca que “desde el año 2013 en que se estrenó el proyecto, que viene cofinanciado por la Obra Social de La Caixa, hasta la fecha han sido en torno a 1.100 las personas que se han formado en nuestro municipio, lo que da buena cuenta de las bondades de una iniciativa de marcado calado social en la que se ha desarrollado un ingente trabajo con todos los colectivos implicados en la atención a la discapacidad y donde entendemos que hemos que se ha de seguir profundizando”.
Entre estos números, cabe citar el más de centenar de entidades relacionadas con la discapacidad de toda Canarias que han recibido formación dentro del proyecto realejero, que ha sido promovido desde la Concejalía de Discapacidad, que dirige Sandra Pérez, dentro del Plan Municipal de Educación Afectivo Sexual de Los Realejos, y dirigido por la presidenta de la Asociación Estatal Sexualidad y Discapacidad, Natalia Rubio.
Balance
Según ha manifestado Natalia Rubio, “la continuidad de lo aprendido a través de este proyecto es la continuidad de nuestra constante lucha por los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas sin excepción, por lograr que se mejore la calidad de vida de las personas con discapacidad o diversidad funcional en el plural de las sexualidades”.
La concejala de Discapacidad y Participación Ciudadana resalta que “técnicos municipales del Ayuntamiento de Los Realejos, comisión del Plan Municipal de Educación Afectivo Sexual, diversas concejalías, colectivos sociales y vecinales, personas con discapacidad y familiares, entidades, voluntariado y profesionales del ámbito continuarán trabajando en este mes de marzo y a priori hasta el próximo mes de junio en las nuevas fases de este proyecto”.
“El asunto de la sexualidad y la discapacidad ha dejado de ser tabú y los profesionales del ámbito han dejado de mirar para otro lado”, insiste Natalia Rubio, quien agrega que “desde la materia educativa, con las recientes modificaciones sobre las Aulas Enclave, ya se han facilitado nuevos escenarios reglados para abordar la educación sexual y ello debe ser una tarea no sólo de personas con discapacidad y/o diversidad funcional, sino llegar a todo el alumnado”.
“De igual modo que nadie está exento de vivir situaciones propias o cercanas futuras que cursen con una discapacidad sobrevenida, el entorno debe estar sensibilizado y se debe trabajar en común por la inclusión de las personas que la tienen adquirida, reconociendo además que si son mujeres o si están integrados en colectivos de diversas sexualidades, pueden llegar a sufrir lamentablemente una doble exclusión”, apunta.

Natalia Rubio recuerda algunas de las conclusiones extraídas desde que comenzó a desarrollar el proyecto realejero en 2013, como que “la educación sexual es también respetar la intimidad y mirar a todas las personas por igual, que el verdadero protagonista de estas situaciones es la persona con dispacacidad y/o diversidad funcional, que la educación afectivo sexual da sentido al mundo que nos rodea y reduce muchos de los mitos sociales nocivos, discriminatorios y que siguen considerando a estos colectivos como eternos niños, lo que incrementa su confusión”.

“Los Realejos cuenta con un Plan Municipal de Educación Afectivo Sexual con más de 15 años de vigencia, si bien es cierto que la incorporación en 2013 de este proyecto dirigido a un colectivo tan sensible supuso un salto de calidad en la atención social que ha reforzado los aspectos formativos y valores del propio plan”, recordó Manuel Domínguez.