Los Realejos por la solidaridad

“Todos podemos ostentar el título de defensor de los derechos humanos. No se trata de una función que requiera credenciales profesionales. Lo esencial es que nos preocupemos por nuestros semejantes, que comprendamos que todos somos titulares de todos los derechos humanos y que nos comprometamos a convertir este ideal en una realidad”

Navi Pillay; Alta comisionada de Naciones Unidas.