Segunda fase obra Los Barros

Plan de Barrios 2011-2015

El Ayuntamiento abre la licitación de la segunda fase de la mejora de la carretera de Los Barros.

Las empresas disponen hasta el próximo 24 de marzo para presentar sus ofertas, de las cuales dependerá el plazo de ejecución de las obras

Tal como había anunciado el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, el ‘Plan de Barrios 2011-2015’ en la presente anualidad contempla la ejecución de la segunda fase de la mejora integral de la entrada al municipio por Los Barros. Con un presupuesto de 580.186,23 euros contemplado en el proyecto inicial, se ha tenido que abrir un período de licitación entre este miércoles 11 de marzo con finalización el 24 de marzo para que las empresas presenten sus ofertas.

En los pliegos de contratación se establece un plazo máximo de desarrollo de la obra de tres meses, aunque el tiempo de ejecución dependerá del plazo ofertado por la empresa adjudicataria. Asimismo, se advierte que otro de los objetos de valoración en este procedimiento público será el de las mejoras que cada empresa sume al proyecto básico en aras de enriquecer su resultado final.

Las obras planteadas consisten en la repavimentación y remodelación de la calle Los Barros desde su cruce con la calle La Palmita (punto al que llegó la ejecución de la primera fase), hasta el cruce con la calle Alcalde Domingo Luis Estrada en las inmediaciones de las estaciones de servicio, donde se ubicará una rontonda de enlace y distribución del tráfico. Se actuará sobre una superficie total de aproximadamente 4.500 metros cuadrados.

“Pretendemos continuar con la necesaria implantación de la red de recogida de aguas pluviales en una zona que en épocas de lluvia sufre bastante los efectos de las inundaciones, la mejora de la accesibilidad y la seguridad con una reforma del tránsito peatonal y viario, así como la remodelación de la imagen urbanística y ambiental de todo este tramo de vía de entrada al municipio en la misma línea que ha dejado entrever la primera fase ya finalizada”, expone Manuel Domínguez.
El proyecto contempla la ampliación de las aceras existentes, corrigiendo su alineación y dotándolas alcorques con su correspondiente red de riego y mobiliario urbano. Habrá nuevos tramos de mediana ajardinada y los pasos de peatones transversales serán elevados y los longitudinales llevarán aparejado el rebaje de las aceras, cumpliendo así con los criterios de seguridad y accesibilidad.

Se mejorará asimismo el entorno de las dos paradas de guaguas a ambos lados de la vía con el fin de garantizar las condiciones de seguridad y accesibilidad haciéndolas más confortables para los usuarios del transporte público. En cuanto a la recogida de aguas pluviales, bajo la calzada se dotará de una nueva red primaria, así como imbornales que faciliten la absorción y los correspondientes pozos de registro.