Por el alumbrado en la carretera El Burgado

Obras

Los Realejos urge al Cabildo la puesta en funcionamiento del alumbrado de la carretera El Burgado.

Manuel Domínguez apela a “la responsabilidad de la corporación insular en un asunto donde está en juego la seguridad de peatones y vehículos”

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, ha manifestado que en la última Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento se tomó en cuenta el acuerdo de instar una vez más al Cabildo la urgente puesta en funcionamiento del alumbrado de la carretera de El Burgado que conecta la rotonda de La Gorvorana, desde Los Realejos, con Puntabrava, en el municipio de Puerto de la Cruz.

Tras finalizar la obra de remodelación y repavimentación de esta variante años atrás, quedó sin efecto la puesta en funcionamiento del alumbrado público, “recibiendo constantemente el profundo malestar con esta situación por parte de los vecinos, una demanda a la que me sumo como representante municipal”, indica Manuel Domínguez.

El edil realejero recuerda además que “el equipo de gobierno realejero manifestó incluso al Cabildo de Tenerife su intención de adelantarle el dinero necesario para poner en marcha el suministro eléctrico en esta vía a modo de préstamo, recibiendo la negativa por parte de la corporación insular, puesto que se comprometían a solucionarlo en los primeros meses de 2014”.

“Estamos ya en el mes de mayo, casi a mediados de año, y apelamos una vez más a la responsabilidad del Cabildo, que no puede seguir ignorando una demanda de primera línea de los vecinos de Los Realejos y de Puerto de la Cruz, además de los usuarios de la vía, muchos de ellos turistas que se van con esta oscura imagen de la isla”, insiste Manuel Domínguez,

El mandatario realejero indica que “se trata de una cuestión que requiere una resolución prioritaria y urgente, en una carretera que se encuentra sin luz a lo largo de todo su trazado y que especialmente en la rotonda de La Gorvorana, en suelo realejero, ha visto cómo se producen reiterados accidentes nocturnos, poniendo en juego la seguridad de peatones y ocupantes de los vehículos”.