Petición de mejoras en vías insulares

General

Ayuntamiento y vecinos urgen al Cabildo el paso de peatones en La Montaña y el alumbrado de El Burgado.

Manuel Domínguez y Adolfo González ofrecieron un encuentro informativo en el que censuraron la escasa inversión insular en carreteras de Los Realejos

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, y el teniente de alcalde, Adolfo González, ofrecieron durante la mañana de este jueves 5 de febrero un encuentro informativo en la carretera general de La Montaña para valorar la “escasa inversión” por parte del Cabildo de Tenerife durante el presente mandato en las infraestructuras viarias insulares en el municipio de Los Realejos.

El punto de encuentro fue en la zona en la que los colectivos vecinales de este núcleo, así como el Ayuntamiento vienen exigiendo durante una década la dotación de un paso de peatones elevado, además de la reforma integral de toda la vía, cuyo pavimento presenta un avanzado estado de deterioro. Actualmente se ubica un paso de peatones entre la farmacia del barrio y la sede de la asociación de mayores con un pavimento muy afectado y con señalización apenas visible, que ha sido escenario de varios accidentes. Incluso la Policía Local de Los Realejos emitió informe a la Consejería de Carreteras alertando de la extrema peligrosidad de este punto.

Representantes de la Asociación de Mujeres Fayna, la Asociación de Mayores Nuestra Señora del Pilar y la Asociación de Vecinos San Cayetano, todas ellas del entorno de La Montaña, corroboraron in situ que han presentado escritos al Cabildo de Tenerife a lo largo de estos años para exigir “que se tome una solución urgente en una vía que soporta alta densidad de tráfico y que tiene escasas medidas de seguridad para los viandantes”.

Manuel Domínguez indicó que “la inversión insular prevista para 2015 y que se anunciaba días atrás maltrata al Norte de la isla destinándole migajas, y dentro de los municipios de esta comarca especialmente a Los Realejos, para quien reserva las sobras de las migajas”. En este sentido, el alcalde realejero destacó como otro ejemplo del “olvido al que tienen sometido a este municipio, la dotación del alumbrado en la carretera que une La Gorvorana con Punta Brava enlazando o sirviendo de entrada a Puerto de la Cruz”.

El teniente de alcalde, Adolfo González, hizo referencia a otros ejemplos que demuestran que “estos cuatro años de mandato y de siglas distintas en la corporación insular y en la municipal han terminado perjudicando al estado de las infraestructuras de las que es titular el Cabildo de Tenerife en nuestro municipio”.

“La carretera insular que discurre entre La Cruz Santa y Realejo Alto es otro de los incumplimientos manifiestos del Cabildo”, detalló Adolfo González, quien enumeró otros casos como la mejora de la vía Puerto Franco-San Vicente sin la ejecución de la pasarela peatonal prometida por el consejero insular de Carreteras, así como actuaciones similares en la Travesía El Pino TF-342 entre calle El Medio Arrriba y Tanque Arriba, y en la TF-326 entre Palo Blanco y Camino Atravesado.

Hicieron referencia también a la negativa del Cabildo a la propuesta de pasos de peatones elevados en otras carreteras como la general de Icod el Alto o la falta de respuesta hasta la fecha ante el incidente acaecido el pasado noviembre de 2014 y que dio como resultado la caída de una valla de protección lateral y riesgo de derrumbe en la carretera de La Charca (TF-335) entre La Cascabela de San Agustín y la Avenida Tres de Mayo de Realejo Alto.

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, insistió “en una mayor dotación para el Norte de Tenerife y un reparto equitativo de los fondos entre los municipios, por lo que entendemos que la diferencia de inversión que se nos debe tiene que ser compensada este mismo año con la mejora de estas carreteras realejeras”.