Más formación juvenil en Los Realejos

Empleo General Juventud Sociales

Una quincena de jóvenes realejeros se forman en tareas de restauración y bar.

El Centro Social de Palo Blanco acoge este proyecto de formación e inserción sociolaboral con prácticas en empresas

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, y el concejal de zona de Palo Blanco, Domingo García, visitaron a los 15 jóvenes del municipio que reciben formación en tareas de restauración y bar en el Centro Social de este núcleo, un proyecto que busca su inserción sociolaboral y que promueven Ayuntamiento de Los Realejos y Fundación don Bosco. El consistorio invierte 24.616 euros en este 2017 para la puesta en marcha de ésta y otras dos acciones formativas más dentro de la estrategia municipal ‘Jóvenes ON’.

En el itinerario de este proyecto ya iniciado, los alumnos, tras adquirir una serie de conocimientos teóricos básicos, se encuentran en fase de aprendizaje y desarrollo de las habilidades prácticas aún en el citado centro social, para posteriormente pasar a las prácticas en empresas del sector.

“El éxito de este tipo de proyectos está garantizado, prueba de ello los datos recogidos al desarrollar la experiencia de 2016, con la que se logró no sólo la contratación de un 50% de los beneficiarios de la formación profesionalizante en labores de repostería, pastelería y panadería, sino además el haber recuperado el hábito de estudio en la práctica totalidad de los jóvenes, que continuaron otras vías formativas a partir de este servicio de orientación sociolaboral”, detalla el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez.

Los concejales de Empleo, Adolfo González, y de Bienestar Social, Olga Jorge, también tuvieron oportunidad de visitar recientemente a estos jóvenes realejeros. “Hemos conocido de primera mano las bondades de un proyecto que aporta diferentes herramientas para la integración juvenil y con formación adaptada y personalizada para cada uno de los beneficiarios del mismo, encontrándonos con un alto grado de motivación entre el alumnado y pudiendo comprobar in situ y degustar un delicioso desayuno que han elaborado como parte de su formación práctica”, detalló González.

Olga Jorge destacó “el marcado carácter social de una iniciativa que parte de un estudio de campo en el que participan diversas áreas de este Ayuntamiento como Juventud, Educación, Bienestar Social, Participación Ciudadana, Empleo, entre otras, desde donde se detectan potenciales beneficiarios de estos proyectos de inserción laboral, pero también de inserción social, quienes son entrevistados y en su caso incorporados a la iniciativa a la que acceden de manera gratuita”.

Argumentó la concejala de Bienestar Social que “se acude especialmente a jóvenes de entre 16 y 35 años con baja cualificación académica y con poca experiencia profesional, tratando de revertir en ellos esta situación y motivarlos a una mejor preparación y dándole claves para acercarse con mayores competencias al mercado laboral”.

Durante el desarrollo de estos proyectos se mantienen diversas reuniones con colectivos sociales del municipio con el fin de dar difusión a estas acciones y acercar este recurso a los jóvenes de la localidad, además de mantenerse una estrecha colaboración entre la Fundación Don Bosco y personal municipal de la Agencia de Desarrollo Local y de las Unidades de Trabajo Social (UTS) de Los Realejos desde donde se derivan potenciales beneficiarios.

Un total de 67 jóvenes participaron en alguna de las fases del proyecto de prediagnóstico de la empleabilidad de 2016, 22 de los cuales recibieron formación en competencias y 14 la formación profesionalizante en tareas de pastelería y panadería. La mayor parte de los beneficiarios se situó en el rango de edad de 18 a 29 años, acudiendo a este servicio sin experiencia laboral o inferior a un año, y principalmente procedían de los núcleos de Palo Blanco y de Icod el Alto, donde el Ayuntamiento habilitó sendas oficinas en estrecha colaboración con las UTS de zona para acercar este servicio.

Entre otros datos que aporta la memoria descriptiva de 2016 cabe destacar el nivel de satisfacción de los usuarios del servicio, pues muchos de ellos fueron los encargados de recomendar el mismo a otros jóvenes. Por su parte, la decena de empresas visitadas y que tomaron parte en el proyecto, valoraron este recurso por “la facilidad para contar con personal cualificado en un corto periodo de tiempo y cubrir necesidades de empleabilidad”.