Los Realejos “Más social”, Seguimos construyendo sexualidades en discapacidad

Participación Sociales

Los Realejos inicia la segunda fase de su proyecto de educación afectivo sexual en el ámbito de la discapacidad

Tras la fase de aproximación y sensibilización desarrollada en noviembre, comienza la próxima semana un apartado más formativo y específico

El Ayuntamiento de Los Realejos, a través de su área municipal de Discapacidad, que dirige la concejala Sandra Pérez, junto con la Asociación Sexualiadad y Discapacidad, puso en marcha el pasado mes de noviembre de 2013 una iniciativa pionera en formación afectivo sexual para personas con discapacidad y su entorno. Bajo el título ‘Construyendo sexualidades’, el proyecto abordó el acercamiento y sensibilización a esta realidad entre personas con diversidad funcional, familiares, profesionales y voluntariado del sector, teniendo prevista para la próxima semana la apertura de una segunda fase más formativa y específica por discapacidades.

Los nuevos cursos se desarrollarán entre el lunes 10 y el viernes 14 de febrero en el Centro Polivalente para Personas con Discapacidad y tratará de seguir abordando la búsqueda del bienestar emocional de este colectivo. Todas las acciones han estado dirigidas y volverán a ser impartidas por la presidenta de la Asociación Sexualidad y Discapacidad, Natalia Rubio.

“La mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad es el objetivo primordial de todo este proyecto y ahí indudablemente la administración local debe intervenir en la medida de sus posibilidades facilitando esta tarea y con una línea de acción concreta que pocas veces se ha tenido en cuenta”, declara la concejala de Discapacidad, Sandra Pérez. “Somos conscientes de que en muy pocos lugares se está atendiendo a la sexualidad de las personas con discapacidad del modo integral que se propone en este proyecto”, insiste la experta Natalia Rubio.

La iniciativa “busca redundar en la mejora del bienestar emocional, las relaciones interpersonales, el desarrollo personal, el bienestar físico, la autodeterminación, la inclusión social y los propios derechos del colectivo de la discapacidad, ahondando en esta fase en las especificidades de cada tipo de diversidad funcional”,