Los escolares realejeros ‘Dan la lata’

Educación General Niños

Los escolares realejeros recogen 13,83 toneladas de envases en la primera edición del concurso escolar de reciclaje

Más de 2.500 estudiantes de 9 colegios han participado en ‘Queremos dar la lata’ desde sus centros transmitiendo además los hábitos del reciclaje en casa

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, y los concejales de Servicios Municipales y de Educación, Domingo García y Sandra Pérez, respectivamente, hicieron entrega este viernes 2 de junio de los premios del primer concurso escolar de reciclaje del municipio ‘Queremos dar la lata’, una iniciativa con la que se logró recoger un total de 13,83 toneladas de envases ligeros de manera selectiva en los centros educativos de la localidad a lo largo de este curso 2016-2017. Al acto asistieron equipos directivos, conserjes y alumnos representantes de los diferentes colegios.

“Hoy celebramos con casi 14 toneladas de residuos selectivos de envases ligeros el éxito de una iniciativa que nació a nivel municipal para fomentar el hábito del reciclaje; para poner en valor el trabajo en equipo, pues al fin y al cabo se han puesto todos a una, escolares y docentes, en el objetivo común de reciclar; para hacer de eje transmisor del mensaje de la necesidad de utilizar esta práctica en la vida diaria desde los escolares hacia sus padres y familiares en casa; y para entre todos lograr un municipio de Los Realejos más limpio y concienciado con su sostenibilidad y su futuro”, expuso Manuel Domínguez.

Destacó Sandra Pérez que “han sido un total de 2.573 los escolares participantes de esta primera edición de ‘Queremos dar la lata’ desde 9 centros educativos diferentes”. En este sentido, agradeció “a los equipos directivos de los colegios la implicación al haber atendido y entendido desde el primer momento las bondades de un proyecto que finalmente no sólo abarca a estos más de 2.500 niños y niñas, sino a toda la comunidad educativa y a sus familias, con lo que se ha multiplicado el alcance de la iniciativa”.

Según el alcalde, “los niños y niñas de Los Realejos, como Ciudad Amiga de la Infancia, han vuelto a dar una lección, han vuelto no sólo a estar a la altura, sino a superar con creces las expectativas planteadas de antemano en las reuniones de coordinación y de seguimiento de este proyecto que con sus aciertos y con sus errores, por ser la primera vez que se llevaba a cabo, tendrá continuidad en el próximo curso siempre y cuando los centros educativos vuelvan a querer ser partícipes del mismo”.
Desde Realserv se habilitaron desde inicios del curso varios contenedores de 800 litros de capacidad para la recogida selectiva de envases en zonas comunes de cada colegio donde el alumnado depositaba a diario este tipo de desechos; con una frecuencia semanal o dos veces en semana, dependiendo de la demanda, el personal del centro sacaba los contenedores al correspondiente punto de recogida de la vía pública y allí se procedía a la retirada a través del servicio municipal, quienes han ido tomando nota de los niveles de llenado para determinar la clasificación semanal y final del concurso.

Domingo García agradeció “la implicación y constancia del personal de la empresa municipal de servicios de Los Realejos, Realserv, especialmente el sector vinculado a la recogida de residuos, así como a los conserjes de los colegios participantes, pues han mantenido estrecho y constante contacto para dar cuenta de la situación de los contenedores ubicados en cada centro, las necesidades de su recolección, etc”.

Relación de premios

El concurso dividió en dos modalidades diferenciadas a los colegios con más de 200 alumnos de los de menos de 200 alumnos. En la primera de estas categorías el primer puesto lo ocupó el CEIP Pérez Zamora (27,3 kilos por alumno), seguido del CEIP Toscal Longuera (21,62 kilos por alumno), el CEO La Pared de Icod el Alto (19,87 kilos por alumno), el CEIP Agustín Espinosa (14,54 kilos por alumno), el CEIP Mencey Bentor (8,85 kilos por alumno) y el Colegio Pureza de María (5,07 kilos por alumno). La segunda categoría estuvo liderada por el vencedor absoluto del concurso, el CEIP La Montañeta (84,67 kilos por alumno), seguido por el CEIP San Sebastián (63,83 kilos por alumno) y CEIP Palo Blanco (46,45 kilos por alumno).

“Los premios fueron por valor de 1.000, 750 o 500 euros para los tres primeros clasificados de cada categoría en metálico pero con la condición de su inversión en adquisición de material escolar, educativo, pequeño equipamiento informático o de oficina que ha de comprarse en establecimientos de Los Realejos, con lo que estaremos reinvirtiendo también en el comercio local”, especificó el alcalde.

Explicó además que por decisión de la comisión de seguimiento del proyecto, integrado por la Concejalía de Educación, la empresa de servicios Realserv y los equipos directivos de los centros escolares, además de los tres primeros premios de cada categoría en las cantidades citadas, se optó por conceder también accésit por impote de 300 € al CEIP Agustín Espinosa, al CEIP Mencey Bentor y al Colegio Pureza de María, “pues al fin y al cabo han sido partícipes, como todos de esta iniciativa, y han puesto de su parte aportando grandes cantidades de desechos selectivos”.