Futuro consorcio para el Valle de La Orotava

General

Un nuevo Consorcio del Valle de La Orotava tomará el relevo de la Mancomunidad que se disuelve.

Los Realejos, La Orotava y Puerto de la Cruz abren así la puerta a otras administraciones y entidades en un próximo proyecto conjunto

Este jueves 12 de junio se celebró una nueva Junta de la Mancomunidad del Valle de La Orotava, integrada por los ayuntamientos de Los Realejos, La Orotava y Puerto de la Cruz, en la que se acordó la liquidación de la entidad y dar paso así una nueva figura jurídica como la de un consorcio, que permitirá la adaptación normativa y la efectividad de proyectos comunes, dando posibilidad de integración a otras administraciones como Estado, Gobierno de Canarias o Cabildo de Tenerife, así como a entidades empresariales de la isla.

En esta reunión se dio cuenta de la baja del ex alcalde orotavense, Isaac Valencia, tomando posesión en su lugar el edil villero Juan Dóniz, quien estuvo acompañado además por el actual alcalde, Francisco Linares, que ya integraba la Junta. El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz estuvo representado por su primer teniente de alcalde, Sebastián Ledesma, mientras que actuaron como anfitriones el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, quien además asumió la presidencia de la entidad y será quien pilote la transición entre el modelo mancomunado y el próximo Consorcio del Valle de la Orotava, y el teniente de alcalde, Adolfo González.

“Hemos comprobado cómo el modelo de mancomunidad estaba obsoleto, inoperativo y abocado a no cumplir expectativas de futuro, por lo que había que reconvertir su figura bajo las nuevas prescripciones legales”, explicó el presidente de la Mancomunidad del Valle, Manuel Domínguez. “Entendemos que la fórmula del consorcio dará mayor cobertura y posibilidades competenciales y de financiación en una apuesta clara de los tres municipios norteños por impulsar proyectos conjuntos”, añadió.

Según el edil realejero, “los presentes hemos coincidido en hallar ese cuerpo jurídico más acorde a nuestras necesidades y a las directrices normativas marcadas a nivel estatal y autonómico en materia de relaciones interadministrativas, que abrirán nuevas puertas a la colaboración y que estrecharán lazos para el desarrollo de objetivos comunes, con un nuevo marco legal más eficiente y adaptado a los tiempos que corren”.

El siguiente paso es la creación de la comisión de disolución de la actual Mancomunidad del Valle de La Orotava, que a la vez sirva de inflexión para dar origen al citado consorcio futuro. Esta comisión estará integrada por el presidente, Manuel Domínguez, así como un secretario y un tesorero, junto a dos concejales por cada uno de los tres ayuntamientos con representación en la entidad.

El acuerdo por la disolución y liquidación de la Mancomunidad del Valle de La Orotava supone coste cero para las arcas municipales de estos tres ayuntamientos, que además dieron cuenta en la reunión de los diferentes informes de fiscalización de las cuentas del período 2010-2013 sin incidencias en las mismas.

“Los tres alcaldes de los municipios del Valle de La Orotava tenemos claro que los intereses de la tierra que nos une deben tener una voz única, eso sí, tomando buena nota del pasado más reciente para plantear con la ambición necesaria lo mejor para nuestros vecinos”, sentenció Manuel Domínguez, quien agradeció además “la predisposición de las tres corporaciones para trabajar conjuntamente este futuro interadministrativo”.