Exigencia de arreglo de la carretera de El Castillo

General Obras

El Cabildo incumple su Plan de Cooperación Municipal para el arreglo de la carretera de El Castillo.

El gobierno local exige la dotación presupuestaria insular y el inicio de las obras este mismo año

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, manifiesta que “el Cabildo de Tenerife incumple sus compromisos con el Plan de Cooperación Municipal con Los Realejos al no haber ejecutado el proyecto de remodelación y repavimentación de la carretera de El Castillo, tal cual se había comprometido desde el año 2014, ejercicio en el que el ayuntamiento reservó el 20% que le correspondía de la aportación total, una inversión que no pudo destinar a otras actuaciones también necesarias”.

Desde marzo del pasado 2014, la Unidad Municipal de Proyectos y Obras redactó el citado proyecto, que fue presentado y aprobado por el Plan Plurianual de Inversiones de Cooperación Municipal 2014-2017 del Cabildo de Tenerife, “sin que cumplieran el inicio de la obra a final del pasado año, tal cual manifestaron, y sospechamos que tampoco cumplirán en este 2015 a tenor de la última relación de obras previstas por la corporación insular para este año en el municipio en la que ésta no aparece”, lamenta el alcalde de Los Realejos.

La actuación está valorada en 568.684 euros. Las obras en cuestión afectan a la práctica totalidad de calle El Castillo entre sus cruces con la TF-320 o carretera de La Higuerita y la calle El Monturrio, cubriendo una superficie total que ronda los 6.500 metros cuadrados. Los desperfectos en el pavimentos son evidentes, así como el ancho de vía irregular y diversos tramos sin acerado.

Manuel Domínguez resalta que “se trata de una vía que sirve a su vez de enlace con dos arterias principales como la TF-320 o la autopista TF-5, pero que además da acceso a una importante área residencial y comercial del entorno de Toscal Longuera, así como al Estadio Municipal o al colegio de Educación Infantil y Primaria de este núcleo, y que merece un urgente trato por parte del Cabildo de Tenerife”.

El proyecto pretende urbanizar la vía acomodando su trazado, con la correspondiente mejora en la red de recogida de aguas pluviales y red de riego de alcorques, así como pavimentación y ejecución del acerado preciso. La sección tipo de la vía será con carácter general de 15 metros, con dos carriles de circulación, aceras a ambos lados de 2 metros de ancho y dos líneas de aparcamiento a ambos lados.

Según Domínguez, “se trata, en definitiva, de una mejora integral que garantice la seguridad, un mejor trazado, ampliación de zonas de acerado, pasos de peatones elevados y la correspondiente señalización vial horizontal y vertical”. Añade que “para este equipo de gobierno de Los Realejos era y es una prioridad, pero vemos como para otras instituciones no es así”.